TALLER DE GUITARREROS VII

1 (13)

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest

Graciliano Pérez y José Pérez

La pregunta sobre si prefieres la tapa de pino o la de cedro es como cuando se dice ¿A Quien quieres más a papá o a mamá?, es un dilema con trampa, yo Lo resolvería diciendo ” la que más te gusté”.

Las características de una buena tapa comienzan en el mismo momento en que se corta la madera del árbol, ahí el corte se producirá cuando el árbol tenga la savia parada, de diciembre a febrero luego el corte de las medianas se hará de forma radial, es decir las betas han de quedar totalmente perpendiculares ,sí viéramos la tapa de canto las veíamos perpendiculares unas a otras y paralelas, el número de estas betas por centímetro ha de ser el mayor posible ,y muy juntas en la parte central de la tapa, no habrá defectos como nudos, rizos o falta de paralelismo.

Cuando el corte ha sido perfecto muchas tapas muestran lo que se denomina ,“Espejuelo“que no es sí no la visión de las betas transversales de la madera, este signo es la mejor demostración de un corte radial perfecto, muchos le llaman “garra de oso”porque a veces da la impresión de que la madera ha sido rasgada ,una vez un guitarrista que tenía una de estas tapas tan deseadas, me explicaba totalmente convencido de que la tapa de su guitarra era de una madera mezcla de pino con arce (sin comentarios).Como sabemos el arce presenta unas betas transversales que le son características y que hace que a esta forma tan particular de la posición de la beta se le llame en dorso de violín.

Una vez cortada ,nos la venderán a 4 mm de grosor (hablo del pino abeto) y nos corresponderá darle el grosor definitivo antes de colocar las barras ,para esto yo al menos me guió por la dureza que presente la tapa ,la cojo con las dos manos y la flexiono para ver que resistencia opone ,sí es blanda, dejare unas décimas de milímetros más de lo normal, y sí creo que tiene la tensión necesaria le doy 2.5 mm de manera inicial ya que luego cuando la afine tendré que comerme algunas décimas más con lo que el grosor final, será de unos 2,3mm pero no debemos olvidar que aún hay que lijar antes del barniz y ahí se pierden una o dos décimas más ,explicó esto porque yo durante años las dejaba a 2.2 mm en un principio y claro al final tenía tapas de 1.8mm que eran demasiado delegadas .El Maestro Guitarrero Manuel Reyes fue quien me afeo está costumbre de buscar la delgadez de las tapas, como era lógico el hacía muchos años que se dio cuenta del problema que suponía dejar tapas excesivamente delgadas.

Por Graciliano Pérez Carrizosa
Constructor Artesano de Guitarras
Colaborador de la Fundación Guitarra Flamenca
www.fundacionguitarraflamenca.com

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *