TALLER DE GUITARREROS VIII

1 (14)

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest

Graciliano Pérez y José Pérez

Los libros de construcción de guitarras, (no todos), son cómo las autobiografías de esos personajes famosos en las que al final sólo se cuenta aquello que se quiere contar, ahora también se hace extensivo al mundo virtual. Yo buceo mucho por esos vídeos de Dios y me encanta encontrar algo que nunca había visto antes o a mi no se me había ocurrido, soluciones simples y geniales que alguien ha colgado con la mayor naturalidad del mundo, por el contrario la mayoría de esos vídeos están vacíos de contenido, por mucho que en el título se nos anuncie de manera grandilocuente, pasen y vean cómo se construye una guitarra, secretos incluidosentonces miro el tiempo de duración y leo; dos minutos y medio, automáticamente me da la risa.

Llevó años luchando con el barnizado a goma-laca y es uno de los terrenos que exprimo más en Internet ,y aunque de antemano sé que es algo que no se puede aprender por video, busco y busco detalles, pistas, pequeños gestos que me pudieran poner en la pista de ese objetivo que buscamos todos, aprender. De los mil vídeos vistos apenas salvaría dos o tres, de los cuales el 90% están en ingles. No piensen que todo está perdido, es un trabajo de arqueólogo pero sí van quitando capa a capa con paciencia los escombros, siempre aparece algún hallazgo muy interesante.

He hablado del mástil y de la solera, hoy le toca a la tapa, pieza base del instrumento, todo lo que yo pueda decir en este artículo es la síntesis de mi experiencia y por supuesto ni tengo toda la razón, ni ha de coincidir con los que otros hacen. La tapa es tan sumamente delicada que los estudios físico- acústicos que se le han dedicado a la guitarra se han centrado en casi su totalidad en ella y su comportamiento cuando está vibrando, el Guitarrero vive ajeno a estas cuestiones pero no estaría de más fijarse en ellas porque por el momento es lo único serio que se sabe sobre el funcionamiento de la guitarra. Comprender esto no está a la altura de cualquiera y menos sí sé es de letras, pero en resumidas cuentas viene a decirnos que existe una búsqueda del patrón fundamental de funcionamiento de una tapa por sí fuese posible, realizar un protocolo que nos pudiera servir para construir siempre de esa manera y asegurarnos el éxito.

Parece que por el momento la tapa se resiste a mostrar todos sus secretos y los resultados son de tal complejidad que se hace imposible su domesticación. Perdónenme el símil, pero sí Dios es inalcanzable para la razón humana es porque sencillamente es muy superior a ella y permanece en el misterio más absoluto, otra cosa es vivirlo, eso se realiza con los sentimientos y estos aunque los neurobiólogos intenten convencernos que están supeditados a la razón, por el momento no se han encontrado pruebas contundentes. Pues a la tapa le ocurre algo parecido, sencillamente nos resulta tan inalcanzable entender plenamente su funcionamiento porque su complejidad supera a los medios que tenemos para desvelar sus misterios a sí que con ella funcionamos a nivel de los sentidos y de nuestra particular experiencia, hace falta hacer muchas tapas para captar algunas de las características que nos permitirán intentar repetir una y otra vez el mismo sonido.

Sin madera adecuada no hay tapa, y esa afirmación tan rotunda se basa en una realidad contrastada, sí la tapa no reúne unas condiciones concretas, será tapa pero no se obtendrá un sonido de calidad.

Por Graciliano Pérez Carrizosa
Constructor Artesano de Guitarras
Colaborador de la Fundación Guitarra Flamenca
www.fundacionguitarraflamenca.com

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *