ESCUELA DE GUITARREROS Y LUTHIERS DE MADRID VIII

portada

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest

Sin duda alguna y como os habréis dado cuenta en el avance de este estudio de investigación, son muchos los Maestros Guitarreros los que han aportado su granito de arena en la construcción de la guitarra tal y como hoy en día la conocemos, también a conservar este gremio de “Guitarreros”, enseñándoles a sus descendientes y aprendices la forma artesanal de trabajar la madera y sus secretos en la construcción artesana de guitarras,(ya que como hemos comentado en alguna ocasión, ningún artesano construye igual a otro aunque sigan los patrones de los antiguos constructores y las maderas no suenan igual aún siendo de un mismo árbol). Un largo legado el que todos ellos nos han dejado y han desempeñado si juntamos las horas y horas que han dedicado a la investigación y construcción de sus instrumentos para mejorar su sonido, búsqueda de maderas y formas para que no se perdiera este antiguo gremio. Hoy en día y gracias a todos ellos todavía se conserva esta forma artesanal de construcción y vamos a seguir conociéndolos para que no se pierda su legado y darles cita en este estudio de investigación.

Situándonos en la fecha del artículo anterior y siguiendo nuestro estudio de investigación, nos toca conocer a dos grandes Maestros de una Gran Escuela de Guitarreros de Madrid, como es la Familia Ramírez

José Ramírez I (1858 Madrid – 1923)

José Ramírez de GalarretaEl Fundador de esta dinastía, José Ramírez de Galarreta y Planet, nació en Madrid en el año 1858, y a la edad de 12 años, entro como aprendiz en el taller del que fue su Maestro, Francisco González, en la Carrera de San Gerónimo de Madrid.

Debió ser entre 1880 y 1882 cuando José Ramírez I se independizo, estableciéndose en el Rastro madrileño como Maestro Luthier, y más adelante, en 1890, se traslado a la Calle Concepción Jerónima nº2, donde continuaron sus descendientes hasta el año 1995.

Actualmente, la tienda se encuentra en la Calle de la Paz nº8, muy cerca del antiguo local. Si bien Francisco González tuvo a José Ramírez como discípulo, éste, sin embargo, fue el Maestro de su hermano menor, Manuel Ramírez, así como de su hijo, José Ramírez II, de Enrique García, que mas tarde se estableció por su cuenta en Barcelona (donde dejó un discípulo; Francisco Simplicio), y a Julián Gómez Ramírez. También enseño el oficio a Antonio Viudes y a Rafael Casana, así como a Alfonso Benito y a Antonio Gómez.

Así pues, la llamada Escuela de Madrid de Constructores de Guitarra se inicio en el taller de José Ramírez I, quien por aquél entonces era el Maestro Guitarrero más destacado de su tiempo. A él recurrían, de hecho, los guitarristas flamencos de la época para buscar soluciones a la escasa proyección de sonido de las guitarras que entonces se construían. Y así fue cómo José creó la llamada “Guitarra de Tablao”, cuya estructura interna se mantuvo de acuerdo con lo establecido por Torres, pero cuyo tamaño era incluso mayor que las guitarras de clásico que éste construyera en su día.

Esta “Guitarra de Tablao” le aporto un mayor éxito aún del que ya gozaba.

Manuel Ramírez (1864 Alhama de Aragón – 1916)

Manuel RamírezEn el año 1864 nació en Alhama de Aragón Manuel Ramírez de Galarreta y Planet. Aunque la residencia habitual de la familia era Madrid, la profesión del padre les llevó a residir algún tiempo en dicha localidad. Manuel aprendió de su hermano mayor, José, el oficio deGuitarrero. Y a la edad de 27 años, allá por 1891. Decidió independizarse. Al principio su idea era establecerse en París, y al comunicárselo a José, éste le ayudo a realizar su proyecto.

Pero no se sabe por qué razón Manuel cambió sus planes, y terminó instalándose en el nº24 de la madrileña Cava Baja, lo cual sembró la enemistad entre los hermanos sin que nunca se pudiera aclarar la situación entre ellos. Después de estar un tiempo en la Cava Baja, Manuel trasladó su taller a la Plaza de Santa Ana nº 5, y más adelante a la Calle Arlabán nº10, donde se quedó definitivamente. En poco tiempo se creó un gran prestigio, no solo como constructor de guitarras, sino también de violines, y fue nombrado Lutier del Real Conservatorio de Madrid.

Asimismo continúo la Escuela creada por su hermano, y los guitarreros que formo fueron más tarde reconocidos entre los mejores. Estos discípulos fueron Santos Hernández, Domingo Esteso y Modesto Borreguero.

Dado el éxito que obtuvo la “Guitarra de Tablao” diseñada por su hermano José, Manuel continúo construyéndola, pero poco a poco fue desarrollándola y perfeccionándola hasta conseguir un instrumento que, aún hoy, sigue sirviendo de modelo para este tipo de guitarra. Allá por el año 1912, entró un día en el taller de la Calle Arlabán un guitarrista de aspecto un tanto extravagante con la intención de alquilar una guitarra de clásico. Ante lo inusitado de la petición, así como el aspecto del visitante, Manuel decidió seguirle la corriente por curiosidad, y le dejo una guitarra para que la probara.

Después de escuchar al joven tocar, Manuel se quedo tan maravillado que decidió regalársela. Aquél prodigioso concertista, que por esa época tocaba en las tabernas a cambio de un café, era Andrés Segovia. La guitarra que Manuel le regalo se encuentra ahora expuesta en el Metropolitan Museum de Nueva York.

Sin duda alguna dos grandes Maestros los dos hermanos José y Manuel Galarreta y Planet, que aportaron muchos conocimientos a la guitarra y dieron comienzo a una nueva etapa en la construcción de guitarras de la Escuela de Guitarreros de Madrid.

Queremos dar las gracias a la Familia Ramírez, por toda la información aportada para la elaboración de éste artículo.

Por Ángel Hernández Sevilla
Fundación Guitarra Flamenca

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *