Manuel Camargo Aranda 2

Manuel Camargo Aranda

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest

¿Podrías contarnos cómo y cuándo comenzaste tu andadura como “Luthier”?

Desde que era un niño me he sentido atraído por las guitarras. Solía aporrear una que había en mi casa y, gracias a un libro que me dejó un amigo, aprendí algunos acordes y punteos y bueno, pues al igual que muchos otros guitarreros, provengo del gremio de la carpintería. Al no tener problemas al trabajar la madera, un día decidí hacer una guitarra para mi uso, copiando la de un amigo y resulta que no salió nada mal lo cual me motivó mucho y me enganchó de tal forma que lo quise convertir en mi trabajo.

¿Aprendiste el oficio de “Luthier” por tu cuenta?

Este oficio es bastante complejo y sobre todo aprenderlo sólo, sin ayuda de nadie. He de decir que la primera sí la hice así, pero al interesarme más y querer sacar buenas guitarras empecé a buscar toda la información referente a la resonancia de ésta y diferentes métodos de construcción. Estudié minuciosamente todas las que caían en mis manos, especialmente las de guitarreros cordobeses, ya que considero que de aquí es de donde salen las mejores guitarras y tuve contactos con algunos de ellos. También con guitarreros de granada, los cuales aunque no me enseñaron todo, si me dieron muy buenas pautas a seguir. Pero lo que realmente te enseña, tengas o no maestro, es tu experiencia, el estudio de ti mismo y de lo que va saliendo de tus manos. Para mí esto, junto con las opiniones de muchos guitarristas referente a comodidad de la guitarra y su sonido, es lo que me ha hizo avanzar tan rápidamente.

¿Nos podrías introducir en tus gustos y preferencias sobre maderas y filosofía en la construcción?

Bueno, desde que empecé he construido guitarras de muchas maderas, pero al final me he quedado con las que mejor sonido les he sacado. Hoy por hoy, hago guitarras con fondos y aros de ciprés, arce, pau ferro, cocobolo y palo santo de india y Madagascar. Para la tapa uso pino abeto o cedro. En cuanto a mi gusto personal, no sabría por cual declinarme, ya que cada madera da unos matices diferentes y todos me gustan. Lo que tengo claro es que, referente a la construcción, a cada una hay que tratarla de diferente forma para sacar buenos resultados. En este aspecto soy muy minucioso. Le doy mucha importancia a seleccionar yo mismo las maderas, ya que aunque sean de primera calidad, cada tapa o cada fondo y aros son diferentes y las que a un guitarrero le pueden servir a otro no. Considero muy importante estudiar a fondo sus características particulares y así, junto con mi experiencia, determinar qué hacerle para sacar lo máximo de ella. Otro factor importante para mi es poder trabajar sin presiones, dándole a cada cosa el tiempo que requiere y no poniéndome metas de cantidad de guitarras. El año pasado hice doce, este lo terminaré haciendo diez y, no me importa, porque creo que así es como se consiguen grandes cosas. Esa es mi filosofía que junto con un ambiente de trabajo tranquilo donde poder concentrarme y dedicarme plenamente me hacen sacar lo mejor de mí.

¿Que buscas o das más valor en la construcción de una guitarra flamenca, el timbre, la potencia, la comodidad?

Obviamente las tres cosas por igual. La guitarra que salga de mi taller debe tener bien presente las tres cualidades. Si bien, es cierto que el que escucha por primera vez una de mis guitarras lo primero que llama su atención es su gran potencia. y porque no? también su belleza.

¿Que diferencias encuentras entre una guitarra clásica y una flamenca, en la construcción?

Claramente una guitarra flamenca tiene que tener las cuerdas bien pegadas, tanto en la zona del diapasón, para poder pisar las cuerdas ejerciendo la mínima presión. En mi caso unos 2´5 mm Y del mismo modo en la zona del puente. En este caso unos 7 mm para facilitar rasgueos y demás técnicas empleadas para este toque. Cosa que en las clásicas se hace de diferente forma ya que una mayor altura de cuerdas en la zona del puente, unos 12 mm suele ser lo apropiado. Pero una cosa que sí creo y quiero resaltar es que, aparte de eso, todo lo demás, referente a sonidos, es muy subjetivo y queda desplazado al gusto particular de cada guitarrista. No creo que en este aspecto, el del sonido, haya guitarras de flamenco o guitarras de clásico. Creo más bien que hay guitarristas de flamenco o de clásico.

¿Qué crees que busca un cliente cuando se dirige a ti para comprar o repara su instrumento?

Pues supongo que busca adquirir una guitarra totalmente artesanal y única, ya que cada una tiene como mínimo algún pequeño detalle que la diferencie de su hermana. Todas construidas una a una, numeradas y selladas. Tener la posibilidad de escoger personalmente las maderas, el tiro o la ornamentación, que esté barnizada con gomalaca, que creo que es algo muy importante y que ya pocos guitarreros hacen. Un sonido potente y característico de la guitarra cordobesa. El trato personalizado con el cliente. y por esto, no tener que pagar un precio desorbitado solo por una marca o nombre. No creo en esas formas de promoción que consisten en regalar guitarras a famosos, o pagar para que digan lo buenas que son. Creo más en el buen hacer, en trabajar día a día y, al final, ellas solas se venden.

Gracias por tu tiempo. Antes de despedirnos, ¿hay algo que quieras añadir?

Bueno, pues solo decir, que mi taller está abierto para todo el que quiera venir a probar mis guitarras. Que pueden ver mis trabajos en guitarrasmanuelcamargoaranda.blogspot.com, donde también puede encontrar mi facebook, y en yoyube encontraran varias grabaciones, para que tengan una referencia de su sonido. Y por último, si alguien quiere contactar directamente conmigo puede hacerlo escribiéndome un correo electrónico a [email protected] Quiero agradecer a la Fundación Guitarra Flamenca, todo su esfuerzo y todo el gran trabajo que vienen realizando. Un saludo.

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 Comentarios en “Manuel Camargo Aranda

  • Alfredo

    Estoy muy contento con la guitarra flamenca que compré a, Manuel Camargo, de Castro del Rio, es de Palo Santo, muy flamenca y a medida que la toco, (la adquirí hace un año), suena mejor y mas potente, Camargo es un gran artesano ,con gran creatividad, pertenece al signo de Leo, cada guitarra que hace es diferente en su alma. A mi me pareció un gran profesional y todo un “personaje” cuando te explica..
    Recomiendo al que quiera comprar, una guitarra bonita y hecha a conciencia que vaya a ver a Manuel Camargo .
    ese hombre tiene algo especial.Saludos Alfredo de Salamanca.

  • Antonio J.

    Sólo quiero corroborar la opinión de Alfredo. Yo también tengo una guitarra de Manuel, en este caso de arce y abeto. Terminada en febrero, la adquirí hace poco más de un mes y tiene un sonido absolutamente espectacular que mejora por días. Desde el primer momento me sorprendió su potencia sonora y la limpieza de su sonido, algo en común con las otras guitarras que probé (pao Ferro y ciprés) y que acababan de ser terminadas. Además, las guitarras de este artesano son obras de arte con una terminación impecable y muy cómodas de tocar. En definitiva, las recomiendo sin dudar.
    Felicidades a Manuel por su trabajo y por su amabilidad.
    Saludos,