Tito Herrera Díaz 2

Tito Herrera Diaz

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest

¿Podrías contarnos cómo y cuándo comenzaste tu andadura como “Luthier”?

Todo empezó dando clases de guitarra con mi maestro Diego Herrera, yo tenia una guitarra de las llamadas baratas o de serie; un tarde me hizo una pregunta, “quillo, tú que llevas treinta años de ebanista construyendo muebles de estilo,¿por qué no haces una guitarra?, me puse a pensar y le dije, no voy a hacer una, voy a intentar hacer una para tí otra para mí.Ya había hecho algunos arreglos pero nada serio, y al terminar la primera, él que ha sido profesional como guitarrista se quedo muy contento con la comodidad que tenía la guitarra y el sonido. La llamé ” la Pepa”, en honor a la Constitución de Cádiz.

¿Aprendiste el oficio de “Luthier” por tu cuenta?

Si, ya tenía alguna técnica de construcción gracias a mi trabajo en la ebanistería,(que no Carpintería) y al comenzar mi primera guitarra a pesar de la información que fui buscando me fue de gran ayuda Rafael Romero( luthier de San Fernando), el cual me dio algunos consejos para no fallar en los temas que yo estaba más verde. He de decir que me gusta más la palabra, constructor de guitarras, que luthier, ya que es una palabra más nuestra.

¿Nos podrías introducir en tus gustos y preferencias sobre maderas y filosofía en la construcción?

He hecho guitarras de Ciprés ,de palosanto, y ahora por último tenía en mi taller caoba de más de 50 años de antigüedad, y con ella he hecho dos guitarras de caoba, una con la tapa de pino abeto y otra con la tapa de cedro canadiense. A mi, personalmente me gusta más las de ciprés y la tapa de pino abeto, pero para gustos los colores. Cada guitarra tiene su soniquete y lo que me es más importante su personalidad. En cuanto a mi filosofía en la construcción, lo primordial es ponerle mucho corazón y sentimiento, quizás podrás pensar que estoy loco, pero yo durante la construcción hablo con ellas. El trabajo interior me gusta acabarlo con lija fina y a algunas le barnizo el tacón interior, detalles que he heredado de la ebanistería en muebles de estilo, el terminar interiormente los muebles con un acabado aceptable. Para terminar en el tema de la construcción , me gusta que no se pierda nunca la artesanía,en muchos oficios se esta perdiendo y es una pena. En cuanto a los barnices, puedo barnizar a poliuretano y gomalaca, pero si tengo que elegir, no tengo duda, me quedo con la gomalaca.

¿Que buscas o das más valor en la construcción de una guitarra flamenca, el timbre, la potencia, la comodidad?

Busco el equilibrio entre los tres factores, buen sonido acompañado de comodidad para que el guitarrista se sienta agusto con ella.Me gusta que la guitarra flamenca tenga las connotaciones típicas de su estilo, que cuando escuche un rasgueo evoque la esencia antigua del flamenco. Ese es mi objetivo.

¿Que diferencias encuentras entre una guitarra clásica y una flamenca, en la construcción?

En realidad , las diferencias son pocas pero esenciales, bajo mi punto de vista en el tema de la construcción, cambian algunas medidas de la caja, la acción es mas alta y el tema de vareta es según vea la tapa una vez equilibrada, me decanto por un tipo de varetaje u otro, según crea yo que puede quedar más reforzada la tapa.

¿Qué crees que busca un cliente cuando se dirige a ti para comprar o repara su instrumento?

Ahora mismo los clientes que tengo, conocen de mi honestidad y mi profesionalidad, les hablo claro, les digo que no tengo una varita mágica, pero sí me entrego en cuerpo y alma a el instrumento. Cuando un cliente se lleva su guitarra, muchas veces me pongo a pensar que se lleva parte de mi, pero luego cuando los veo tocar y disfrutar con un instrumento que he hecho yo me emociona el saber que ese guitarrista en concreto disfrutará con su guitarra, creo que es una satisfacción para cualquier constructor ese duende que se crea entre un tocaor y su guitarra. Otro tema también que ven es que no considero que ponga un precio alto a mis guitarras y saben de mi forma de trabajar.

Gracias por tu tiempo. Antes de despedirnos, ¿hay algo que quieras añadir?

Cada guitarra nueva que comienzo es una nueva ilusión desde escoger las maderas que voy a utilizar, darles forma y escuchar la sorpresa final de como suena…casi como quien espera un hijo porque para mi el mundo de la construcción de guitarras es mi pasión y en el cual entrego mente, cuerpo y alma.

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 Comentarios en “Tito Herrera Díaz