Tomás Sánchez Barriguete

Tomas Sánchez Barriguete (1)

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest

Como ya sabes desde La FGF (Fundación Guitarra Flamenca) venimos desarrollando una labor de trabajo basada en la difusión de este maravilloso instrumento. Esto nos lleva a tener un gran interés en el modo en que abordan los profesionales de este instrumento su modo de construcción y su visión de la Guitarra Flamenca, con lo que si te parece comenzamos con la entrevista sobre este tema y algunos asuntos más.

¿Podrías contarnos cómo y cuándo comenzaste tu andadura como “Luthier”?

En el 2003 donde yo estaba estudiando guitarra vi anunciado un curso de construcción de guitarra con el maestro Paco Santiago Marín sobrino del maestro Antonio Marín, a este curso fui con varios años de estudio del instrumento y con mi experiencia de 15años como carpintero

¿Aprendiste el oficio de “Luthier” por tu cuenta?

Pues prácticamente si, el curso fue solo de 10 días donde aprendí muchísimo, también he ido aprendiendo de mis errores, investigando a otros guitarreros, también le tengo que agradecer a guitarreros como José Romero, Ángel Benito, Manuel Cáceres, Antonio Sánchez, Jerónimo Peña, y por supuesto mi maestro, que después de estos años hemos estado en contacto y yendo a visitarle, de todos ellos he ido aprendiendo cosas y dudas que me han ido aclarando personalmente en sus talleres

¿Nos podrías introducir en tus gustos y preferencias sobre maderas y filosofía en la construcción?

Estoy abierto a cualquier variación en la construcción del instrumento que el guitarrista requiera, a mí personalmente me gusta mucho lo tradicional, me gusta construir y como suena una guitarra flamenca de ciprés y una clásica de palo santo, en estas me gustan más las tapas de pino que de cedro y, tanto las de ciprés como las de palo santo, me gustan en su color natural, sin nada de tintes.

Mi filosofía en la construcción es la tradicional, construir un instrumento sencillo pero bonito, sobre todo que sea cómodo para el guitarrista

¿Que buscas o das más valor en la construcción de una guitarra flamenca, el timbre, la potencia, la comodidad?

Creo que van las 3 cosas unidas, es imposible hacer 2 guitarras que suenen exactamente iguales, las maderas influyen muchísimo, pero ahí están las manos, el oído, y el corazón del constructor para poder llegar a optimizar lo máximo posible estas 3 cualidades sin dejar a un lado el equilibrio de graves y agudos.

Yo doy muchas vueltas a una tapa hasta que creo que está en su punto, no todas las tapas tienen la misma dureza, por eso no hay que dejarlas al mismo grueso, ni las medidas de las varetas son estándar, hay que sentir la madera en tus manos

¿Que diferencias encuentras entre una guitarra clásica y una flamenca, en la construcción?

La inclinación del mástil, el grueso de la caja de resonancia, la distancia de las cuerdas con el diapasón puente y entre ellas, el varetaje interior, prácticamente cambian todos los gruesos de todos los componentes, aunque hoy en día se construye casi la misma cantidad de guitarras flamencas de palo santo que de ciprés, a mí me gustan más una guitarra de ciprés que de palo santo

Hablando un poco de las maderas en peligro de extinción, ¿que maderas nuevas con las que se están empezando a construir, crees que dan una mejor respuesta sonora a la Guitarra Flamenca?

No he experimentado con estas maderas, pero como dije anteriormente, estoy abierto a cualquier modificación, (dentro de unas normas) que el guitarrista requiera

¿Qué crees que busca un cliente cuando se dirige a ti para comprar o repara su instrumento?

Mis años de experiencia tanto en la madera como en el instrumento

Respecto al tema del barnizado, ¿tienes algún gusto en especial, o consideras que la respuesta final del instrumento depende de un barniz o de otro?

Todas las guitaras que construyo las barnizo yo. Creo que el barniz influye muy muy poco en el sonido, a mí me gusta más un guitarra barnizada con nitro-celulósico que de goma laca, por mi experiencia de carpintero de muchos años (desde 1988). Antiguamente se barnizaba todo con goma laca una guitarra como un mueble, hasta que salieron barnices químicos, las guitarras llevan una capa de barniz muy fina, aunque son varias manos de tapa- poros las que se dan, se lijan por completo quedando solo barniz en el poro, se dan de terminación, se lijan con una lija superfina y se pulen, con el uso se desgasta mucho antes la goma laca que el nitro, hay muchos que usan poliuretano, yo no soy nada partidario de este barniz para una guitarra, es demasiado rígido.

¿Barnizas tú las guitarras que construyes? Cuéntanos brevemente tu técnica y tipo de barniz.

Si, Todas las guitaras que construyo las barnizo yo

Si tuvieras que elegir a algún Maestro Artesano en la Construcción de Guitarras, ¿con quien te quedarías o quién es el que más te ha gustado por su forma de construir?

Sin duda ninguna, el constructor artesano Paco Santiago Marín

¿Cuántas guitarras construyes cada año?, ¿mas flamencas o más clásicas?

Últimamente más flamencas, entre 3 y 5 al año

Gracias por tu tiempo. Antes de despedirnos, ¿hay algo que quieras añadir?

Quiero dar las gracias a la Fundación Guitarra Flamenca la oportunidad que me ha dado al poder realizar esta entrevista y creo que el sonido de una guitarra no está en el nombre de una etiqueta, sino en el oído y el gusto del ejecutor del sonido.

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *