Emilio Morillas

Emilio Morillas

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest

Como ya sabes desde La FGF (Fundación Guitarra Flamenca) venimos desarrollando una labor de trabajo basada en la difusión de este maravilloso instrumento. Esto nos lleva a tener un gran interés en el modo en que abordan los profesionales de este instrumento su modo de construcción y su visión de la Guitarra Flamenca, con lo que si te parece comenzamos con la entrevista sobre este tema y algunos asuntos más.

Podrías contarnos cómo y cuándo comenzaste tu andadura como “Luthier”

Bueno, yo de joven iba para informático como mi padre pero me aburría y me hice carpintero con pretensiones de ser ebanista, pero nunca me imaginé que iba a acabar haciendo guitarras porque lo veía súper difícil, algo que no estaba a mi alcance. Hará unos nueve años que empecé con mis estudios hasta el día de hoy.
Yo he partido de tener grandes conocimientos de ebanistería que me han servido para aplicarlos a la luthería, pero nadie me ha regalado nada en este mundo.
Os imagináis los músicos cada vez que hacen una ejecución con mucha técnica de flamenco, de clásico o música rock…que se dan la vuelta para que nadie pueda ver la técnica, pues algo parecido a esto que explico pasa en el mundo de la construcción, que hay mucho ocultismo y recelo a que los demás me roben mis secretos, aprendan de mí y me quiten ventas…..Es una pena porque lo más bonito en este mundo es la satisfacción que siente uno cuando transmite enseñanza a alguien que la necesita, ese gesto de humildad y sabiduría vale más que todo el dinero del mundo. Dos guitarreros hacen a la vez una guitarra igual y jamás van a sonar igual porque cada uno tiene su técnica en sus dedos.

Aprendiste el oficio de “Luthier” por tu cuenta.

Desgraciadamente sí, no he tenido esa suerte y he empezado tarde, pues ya tengo cuarenta y ocho años y si volviera a nacer empezaría como Mozart. Lo primero que hice fue buscar información en internet y comprarme libros y que quiero hacer público que parece mentira que en EL PAIS DE LAS GUITARRAS no existan libros técnicos sobre la construcción de este instrumento y que lo tengas que adquirir en Ingles o francés.
Con el tiempo he tenido el privilegio de conocer a grandes constructores de Almería que me han ayudado a perfeccionarme como Joaquín Carrillo y Joaquín Pierre.
Tu primera guitarra lo normal es que te salga un armario, la segunda un poquito mejor y poco a poco te vas dando cuenta de tus errores y te vas perfeccionando. Al principio la carpintería de la guitarra es un desastre y el sonido peor, pero no hay que desmoralizarse. De los errores se aprende.

Nos podrías introducir en tus gustos y preferencias sobre maderas y filosofía en la construcción.

Difícil respuesta porque sobre gustos no se ha escrito nada. Cada madera tiene su sonido y entre igual especie dan distinto sonido porque la uniformidad no es algo común y entre guitarristas más de lo mismo. Si buscas un sonido más flamenco por tradición el ciprés es el ideal, pero eso no quita que otras maderas sean validas. La tapa normalmente las hago de pino para flamenco porque son más duras al ataque de la uña y para las clásicas de cedro porque tocan más suave, sin arañar pero creo que el cedro es más dulce aunque es mi humilde opinión.
Yo pienso que la guitarra no se puede ver por fuera, sino que se mira por dentro en sus entrañas, por mucho ciprés o palo santo, si la física y matemática no cuadra no sonara, si la boca es más ancha favorece a los agudos, si la caja es más grande favorece a los graves, pero el aro y el traste doce por qué coinciden, os pensáis que es una casualidad o que Torres dijo “Venga aquí lo planto” o que las barras transversales las puso por gusto a esas distancias… Pues no señores son armónicos al igual que el puente se comporta como otra barra armónica y si el conjunto está perfecto es cuando la guitarra a través de la vibración emerge.

Que buscas o das más valor en la construcción de una guitarra flamenca, el timbre, la potencia, la comodidad.

Son preguntas que considero que no se pueden mezclar porque todo es importantísimo. La comodidad es fundamental. Yo vengo de la guitarra eléctrica y del rock y siempre se busca la facilidad en la ejecución y pienso que en la guitarra flamenca se busca algo parecido, un mástil estrechito para facilitar la velocidad y las cuerdas lo más pegadas posible como en la guitarra eléctrica para facilitar también la facilidad en la ejecución y las cuerdas tensión dura para facilitar la ejecución de la mano derecha.
La potencia también es importantísima en el mundo del flamenco porque el flamenco es un arte desde lo más suave a la máxima potencia al cuadrado. Yo pienso y es mi opinión la potencia en una guitarra se busca a través de otros factores, como por ejemplo, son los armónicos de una guitarra, cuando más cante mejor instrumento y más volumen. Para los que no sepan lo que es esto quiere decir es que si tu pulsas una nota y hace vibrar una o varias cuerdas sin que tu las pulses hace que la guitarra suene más dulce y fuerte. Normalmente este efecto surge cuando tocas los tiples y vibran los bordones. Los guitarristas de clásica le dan mucho valor a esto pero yo a mis guitarras de flamenco también le doy mucha importancia a este factor.

Que diferencias encuentras entre una guitarra clásica y una flamenca, en la construcción.

Son muchas y pocas. Los clásicos buscan un sonido más profundo y lejano por ello el Palo Santo, pero también vale para las flamencas. ¿Entonces? Lo que sí está claro por el tipo de ejecución de un guitarrista clásico a uno de flamenco es que al de flamenco le gusta las cuerdas más pegadas al diapasón, o sea todo lo que se pueda, normalmente en el traste 12 2.5 de altura a la cuerda y en las clásicas un milímetro más alto. Otra diferencia radica en la tapa pues seguimos hablando de lo mismo, al guitarrista de flamenco le gusta las cuerdas más pegadas en la tapa. ¿Cómo se consigue? A la hora de la construcción cuando vamos a pegar el abanico de barras armónicas y mediante un molde con un radio de curvatura (yo en mi caso uso el radio 6000) forzamos en la pega de barras a la tapa a que se adapte a esa curvatura con lo que conseguimos un abombamiento de la tapa que hará que la guitarra a la altura del puente este la tapa más alta con lo cual las cuerdas quedarán más bajas y ello facilitará la ejecución del guitarrista de flamenco. Otra diferencia está en los aros, en la de flamenco se suelen hacer mas estrechitos para conseguir un sonido más chillón pero en mi opinión tanto en la clásica como en la flamenca son importantes los graves y los agudos, o sea tiene que haber un equilibrio.
Creo que estoy dejando claro que la guitarra de flamenco es un poquito más dificultosa en la carpintería pero que ambas son el mismo instrumento y que al fin y al cabo lo importante es que el instrumento vibre con fuerza para conseguir esa maravilla de instrumento que es la guitarra.

Hablando un poco de las maderas en peligro de extinción, que maderas nuevas con las que se están empezando a construir, crees que dan una mejor respuesta sonora a la Guitarra Flamenca.

Mi mejor guitarra de flamenco ha sido hecha con Arce Ojo de Perdiz y con ello digo que todo es muy relativo y lo digo para los constructores que posean menos medios, que la madera es muy importante,
Pero que lo vale en si es la ejecución del instrumento, sus medidas, grosores, yo he usado abeto de los pales para las barras armónicas y me ha ido de maravilla e incluso para las barras transversales y con ello quiero decir que la madera usada para un fin tan maravilloso como es la construcción debería estar más al alcance de todos los constructores.

Qué crees que busca un cliente cuando se dirige a ti para comprar o repara su instrumento.

Lo que está claro es que un constructor no se mete en este oficio para hacerse rico. La gente no recatea a la hora de comprarse un coche, ropa, un móvil, pero no se dan cuenta que tu para hacer una guitarra tardas sobre dos meses y todo les parece caro y que tú has hecho este instrumento con un cariño muy especial que vale más que todo el oro del mundo para ti, y que cuando te desprendes de él sientes un recomello por todo el cuerpo que jamás entenderán los clientes.

¿Barnizas tú las guitarras que construyes? Cuéntanos brevemente tu técnica y tipo de barniz.

Sí, yo a mis guitarras uso la Goma Laca, otro problemón y otro oficio bien distinto.
La Goma Laca es bastante difícil de aplicar, ya sabéis que se da a muñequilla y que requiere de tiempo y destreza. Para las maderas duras como el Palo Santo el problema se acentúa respecto a otras maderas de poro cerrado como el Ciprés, que es el poro. En este tema entra la piedra Pómez que hay que introducirla en el poro para taparlo. Este proceso hay que hacerlo con mucha paciencia porque si te pasas de echar pómez te haría churretes y te fastidiaría el trabajo, así que poco a poco.
Yo lo hago a ojo de buen cubero, unas gotas de alcohol , un par de aceite de oliva y al principio mas goma laca que alcohol, conforme avanza el proceso va cambiando las dosis y si me salen raya de la muñequilla voy lijando cada vez con lija más fina. Yo preparo la madera lijando primero con número del 100, paso al 220 y 340 antes de la goma, luego paso al 600, 800, 1200 y 2000 en acabado. Vuelvo a insistir en que el lijado es importantísimo para conseguir un buen acabado.
Aunque para mí lo más difícil de barnizar reside en la tapa sobre todo el pino porque cuesta más trabajo que brille. Siempre se ha hablado de la técnica de la Goma Laca pero nunca del lijado y yo pienso que para un buen acabado de la Goma Laca el secreto está en el lijado muy pero que muy fino sobre todo en la tapa y nunca la lija con los dedos directos, siempre con taco de madera.
Sobre todo en el pino la beta de crecimiento blanca que es la de verano, respecto a la marrón, que es la de invierno, la diferencia es abismal una muy blanda y otra dura, con lo cual harías ondulaciones y la goma laca lo canta todo. Otro problema que tiene la tapa es que cuando te surge un problemilla y tienes que lijar una zona que ya has aplicado la laca, luego resulta casi imposible igualar el color respecto a las otras zonas que no has lijado, con lo cual tienes que lijar otra vez la tapa entera, me imagino que habrá gente que sepa igualarla pero yo todavía no he encontrado el método.
Yo pienso que una guitarra hecha artesanalmente no merece otro acabado que no sea este.

Si tuvieras que elegir a algún Maestro Artesano en la Construcción de Guitarras, con quien te quedarías o quién es el que más te ha gustado por su forma de construir.

Hombre yo soy de Almería y por consiguiente me quedo con el inventor de la guitarra moderna que ya sabemos quién es: D. Antonio de Torres, con el genio de la guitarra de flamenco D. Gerundino Fernández y aunque no sea español con D. Hermann Hauser que precisamente innovó la guitarra clásica a través de poseer una Torres.
Sobre Torres se ha descubierto que era masónico y de ahí se cree que nace su gran conocimiento científico de la guitarra y que sus distintas guitarras la forma, las barras el puente…. No tienen esas medidas por simple casualidad, sino que todo tiene una explicación científica que necesitan de mucho estudio para poder entenderlo. Aquí en Almería y que lo he mencionado anteriormente, hay un gran estudioso de las guitarras de Torres que es el gran constructor D. Joaquín Pierre y en mi opinión nadie sabe más que el científicamente y históricamente sobre la guitarra.

¿Cuántas guitarras construyes cada año?, ¿mas flamencas o más clásicas?

Yo construyo de cuatro a seis guitarras al año, y de una en una, no vivo de la construcción ahora mismo aunque me gustaría, pero es muy difícil, lo único que puedo decir es que desde que descubrí este mundo, no lo cambio ni por todo el oro del mundo, no me deja dormir, siempre pensando en hacer variaciones que mejoren el nivel de tu creación.

¿En qué situación crees que se encuentra la guitarra en nuestro país? y crees que deberíamos hacer para que estuviera mejor valorada o para hacerla más grande.

Ello es algo que creo que no depende de nosotros, sino de los políticos. Si quieren que la cultura española esté a la vanguardia, necesitamos que nos pongan las cosas más fáciles, no es normal los precios tan elevados, aunque la guitarra no necesita de nadie, porque se ha abierto camino meritoriamente en todo el planeta, pero es un instrumento tan valorado mundialmente que al final será “Made in China”, porque la madera en España es muy cara y no es lo mismo usarla para hacerte un mueble que una guitarra.

Gracias por tu tiempo. Antes de despedirnos, ¿hay algo que quieras añadir?

Que muchas gracias a todos por darme esta oportunidad en vuestra pagina porque ayudáis mucho a la difusión de mis guitarras y a las de los demás por un bien común que es nuestra cultura. Un abrazo muy fuerte a todos.
Emilio Morillas.

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *