TALLER DE GUITARREROS XI

1

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest

Graciliano Pérez y José Pérez

La pieza más complicada de realizar para mí junto al puente, es el mástil. El mástil reúne en el tres piezas básicas; la cabeza, el mango y el zoque, no contamos el diapasón puesto que este es una pieza individual que se encolara posteriormente al diapasón .Estas tres partes llevan una información trascendental para el resultado final, quiere decir que no se trata de realizar un mástil cualquiera sí no que nuestro mástil será quiera o no de una forma determinada dependiendo de la guitarra que hayamos diseñado.

La cabeza; posee una inclinación respecto al mango no mayor de 15 grados eso ha de favorecer la pulsación, algo importantísimo en la guitarra flamenca ,además poseerá unas dimensiones y unas formas equilibradas que no desentonen con lo que es el instrumento tradicional; los agujeros para los clavijeros, son estándar pero les daremos medio milímetro más para que puedan girar con holgura, la apertura de los dos canales ha de ser simétrica y con un ancho que varía de 14 a 16 mm y una longitud de 100 mm .este canal irá centrado en función del clavijero que hayamos escogido, también los clavijeros son estándar presentando ejes de 10 mm de diámetro y 35 mm de eje a eje por lo tanto la situación de los canales irá en consonancia con la forma y dimensiones del clavijero, normalmente aquellos que llevan “lira” son unos milímetros más largos que los que no la tienen.

El clavijero se une al mango por dos cortes curvos y simétricos que dependiendo de su longitud y radio serán más o menos estéticos, la belleza está en el punto medio ósea en cabezas no excesivamente anchas que obligan a realizar estas dos curvas exageradamente, aunque parezca fácil cuando se hacen a mano se requiere una gran destreza para que resulten los radios perfectamente simétricos y aunque utilizamos una plantilla no siempre esa simetría es idéntica, es una zona que posteriormente ha de ser revocada y lijada lo que hace variar con facilidad su tallado original.
Los canales acabaron en una rampa cuya finalidad es evitar que las cuerdas choquen con la cabeza ,aunque es tolerable que la tercera y cuarta cuerda siempre tengan perdiste posición a rozar con los laterales de dicho canal debido a la inclinación que este presenta y que no suele ser paralelo al trayecto de estas cuerdas, sí la rampa es corta y de inclinación suave sin duda el resto de las cuerdas apoyarán en la madera, no siendo este un error grave sí producirá el deterioro de estas de manera rápida.

Podría seguí hablando de la cabeza, de su grosor decreciente, de la tapeta, de la cabecilla y de la dificultad de su barnizado, pero con esto podemos hacernos una idea de que el diseño del mástil es importante y que cada detalle tiene su razón de ser. No continúo con el mango ni el zoque porque la extensión de lo que deseo escribir se haría larguísimo.

Por Graciliano Pérez Carrizosa
Constructor Artesano de Guitarras
Colaborador Fundación Guitarra Flamenca.
www.fundacionguitarraflamenca.com

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *