TALLER DE GUITARREROS XIV

IMG_20150723_084858

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest

Graciliano Pérez y José Pérez

Una de las tareas más difíciles para el Guitarrero es saber diferenciar las maderas unas de otras, en eso los antiguos eran verdaderos conocedores de sus variedades, yo personalmente creo que entonces no se trabajaban la gran diversidad de especies que hoy configuran el listado de maderas utilizables para la construcción ,antes los tipos estaban claramente establecidos y sin limitaciones era relativamente fácil reconocer dentro del palosanto de río sus variedades ,del arce liso o el rizado denominado de “caracolillo “,de la caoba, el palosanto de india ,el sapelli, el cedro de Honduras etc. Prácticamente eran las maderas habituales, y sólo podía haber dudas cuando un corte o una variedad se apartaba de la norma .Con las tapas era más sencillo hasta avanzado los 60, sólo se utilizaba el pino abeto, lo más complicado era saber sí era Alemán, Rumano, Suizo, o Americano, pero cualquier constructor con experiencia había visto suficientes variedades como para afirmar que tal madera se trataba de tal especie.

Hoy todo se ha complicado más, desde hace 25 años a esta parte, que es el tiempo que yo llevó acariciando tablas he visto modificarse el mercado de la madera, hasta hacerse complejo y engorroso, yo disfrutaba cuando la única casa comercial que venía sirviendo madera para los constructores ,editaba cada año su catálogo ,allí se encontraban bien detallados y en orden los tipos de maderas con las que trabajaba y sus precios ,eso era fundamental bastaba una mirada a aquella escueta hoja para tener un conocimiento claro de que es lo que se ofrecía, yo he guardado una por una aquella interesante información, año a año veías como desaparecían unas especies y aparecían otras nuevas ,la evolución de los cambios de precios ,y eso era utilísimo porque era una enciclopedia sencilla y didáctica. Sin estar en contra de las nuevas tecnologías debo de confesar o que soy muy torpe y no me entero o que los catálogos virtuales están hechos para otro tipo de gente que no son los de mi generación, esto no es ninguna crítica a quienes con esfuerzo y dificultad han elaborado estas páginas ,es sólo hacer constar que por muchas fotos que se pongan lo único que consigo es confundirme veces todas me parecen iguales no distingo el Ziricote, del Palo de Madagascar ,ni del Olivo, todos esos dibujos picassianos se me confunden sin saber cuál de ellos resultaría mejor una vez barnizado, ya sé que para los Mexicanos es muy fácil distinguir las variedades autóctonas, lo mismo que para un madereros Brasileños, pero para un Español a veces es un lío ,sería algo parecido como sí nosotros les mostráramos las variedades de ciprés Español, y luego todos los primos hermanos de está madera a un Ruso que de lo único que entiende es de lo que tiene allí en abundancia ;pino ruso.

Es una exageración pero con esto vengo a decir que han proliferado tal cantidad de especies que antes ni se nombraban que hemos acabado por hacer de la selección de la madera la más difícil de las tareas cuando antes bastaba decir lo que venía en el panfleto de la maderera y casi al 100 por 100 recibías siempre la misma calidad sin grandes variaciones y muy homogéneas. Hoy compras unos juegos de tal madera y cuando un año después te decide a comprar 50 porque te gustaron te encuentras con que ya no se venden, un verdadero lío. Sí pudiésemos y las casas dispusieran de ello lo ideal sería encontrar un buen tipo de madera e invertir comprando 100 juegos, pero a ver quién es el guapo que va con ese poderío.
Labor está ardua, difícil, costosa y hasta peligrosa la de hacerse con la madera necesaria para hacer guitarras.

Por Graciliano Pérez Carrizosa
Constructor Artesano de Guitarras
Colaborador Fundación Guitarra Flamenca.
www.fundacionguitarraflamenca.com

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *