TALLER DE GUITARREROS XX

1

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest

Graciliano Pérez y José Pérez

Hay momentos en los que te quedas sin palabras y prefieres seguir callado que decir algo que no va a aportar nada, eso me ocurre cuando muchos constructores jóvenes entran en comunicación conmigo por Messenger o cualquier otro método para quejarse de la poca o nula comunicación con los profesionales ya establecidos con una trayectoria reconocida, mi discurso no es disuasorio pero intento llevar las cosas a su sitio, porque muchas veces los comentarios vienen cargados de cierta frustración, lógica cuando has llamado a una puerta y te la cierran en las narices.

En defensa del Guitarrero ya consolidado diré que en este trabajo mucha parte de él es personal, eso quiere decir que ha sido el propio artesano el que ha diseñado un sistema de elementos; guías, útiles, maquinaria, y protocolos para sus guitarras que no lo aprendió de nadie. Por otra parte entiendo, porque yo también pase por ahí, que se siente cuando uno se enfrenta a la construcción de este instrumento con más voluntad que conocimiento, lo lógico es recurrir a quien posee estos por sí pudiese obtener alguna ayuda. Este por el momento me parece un problema sin solución, y aunque existen cursos de construcción, y tutoriales en internet, aunque se puede encontrar libros en otros idiomas que enseñan a construir, la mayoría de estas personas buscan el contacto personal y realizar preguntas para recibir respuestas que aclare sus grandes dudas.

Sólo unos cuantos talleres acogen oficiales y aprendices para realizar su trabajo ,la inmensa mayoría lo realiza sólo o con ayuda de alguien perteneciente a su familia, eso quiere decir que es lógico que cada cual se reserve el derecho de admisión y cuide celosamente lo que le ha costado años, esfuerzo y dinero poner en pie, Mi consejo para estas personas es claro; que estudien ,que intenten recurrir a otros en muy contadas ocasiones y que desarrollen su trabajo solos, hoy hay medios para conocer como se construye una guitarra sin tener que vivir frustrado porque no me admitieron en un taller, cuando yo comencé aún era más difícil ,ni había libros y los pocos que existían estaban escritos en inglés, ni había internet y por supuesto los talleres básicamente eran familiares y no estaban abiertos para nadie ajeno.

La inmensa mayoría de los profesionales son autodidactas aunque posean influencias de algún constructor más que de otro. El artesano siempre va contra reloj, tal como está planteado este trabajo es casi imposible subsistir y baste hacer unos números muy sencillos para darse cuenta de que quien crea que la guitarrería es o puede ser un método fácil para vivir ,Lo entenderá enseguida, a parte de los gastos de instalación maquinaria ,maderas y permisos una vez instalados los gastos mensuales fijos serían del orden de 1300 euros mínimos repartidos entre, alquiler ,luz, agua basura, comunidad, IVA del alquiler, autónomos, sí tienes un asesor que te lleve los papeles, tú IRPF trimestral ,material consumibles como ; lijas, barnices, y otros y por supuesto los costes de materiales de construcción que al precio que está la madera tirando por lo bajo se pone en 250 euros para una sola guitarra, así que sumado todo yo por lo corto he puesto 1300 pero es por lo corto, ahora viene la pregunta ¿Cuántos instrumentos tengo que hacer, y que precio poner a la venta ? Sí haces uno al mes, y trabajas tú sólo eso ya es un trabajo en toda regla de 6-8 horas al día, incluyendo las mil horas del barnizado, ¿Que puedes pedir, 1000,1500 ,2000 euros? Para tener unas discretas ganancias lo acertado como mínimo es pedir 2000, pero el problema surge ahora, ¿Tienes 12 compradores ,cada año, dispuesto a pagar ese precio, por eso aunque los constructores han florido en estos últimos años de manera espectacular, y eso es bueno, son muy pocos los que alcanzan el grado de profesional, entendiendo por ello, autónomos que mantienen un negoció funcionando con regularidad y que obtienen ,beneficios. Cuando alguien se siente ofendido porque no ha podido obtener una conversación fluida con uno de estos artesanos, debería pensar que a lo peor su trabajo incluso le cuesta el dinero.

Por Graciliano Pérez Carrizosa
Constructor Artesano de Guitarras
Colaborador Fundación Guitarra Flamenca.
www.fundacionguitarraflamenca.com

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *