Artículos de interés

INSTRUCCIONES PARA LA MEJOR CONSERVACIÓN DE GUITARRAS

El mayor peligro es la humedad o sequedad extremada, y sobre todo, el paso brusco de un ambiente húmedo a otro muy seco, la evaporación rápida de la humedad puede ocasionar rajas, por muy curada que este la madera.

Cualquier tipo de calefacción crea un ambiente en extremo seco, lo que se puede contrarrestar colocando cerca del instrumento, un pequeño recipiente con agua, cuya evaporación impida esta sequedad de ambiente.

Uno de los peligros de la humedad excesiva, es que pueda reblandecer y estropearse las colas, causando despegaduras.

Hay que tener en cuenta que toda madera es un material higroscópico, que adquiere o expele humedad fácilmente, según sea húmedo o seco el ambiente que la rodea. Lo recomendable es mantener el instrumento entre el 50 y 60 % de la humedad relativa del aire, lo que se puede comprobar por medio de un higrómetro bien regulado; de esta forma permanece inalterable. Por debajo del 50 % hay peligro de rajaduras, endurecimiento de la pulsación y sobresalen las puntas de los trastes. Por encima del 60 % hay pérdida de sonido, riesgo de despegaduras y reducción de la pulsación adecuada, produciendo ceceos.

La pulsación recomendable para una Guitarra Clásica de Concierto es de 4. ½ mm para la 6ª cuerda y 3 mm para la 1ª, tomando esta medida entre el lomo del 12 traste y la parte inferior de la cuerda, estando la guitarra afinada. La excesiva humedad reduce estas distancias y la sequedad las aumenta. Estas alteraciones ocurren también en la Guitarra Flamenca, por lo que debemos extremar las precauciones.

No deben colgarse en las paredes, porque estas suelen acumular humedad.

Para envolver la guitarra dentro del estuche, con alguna tela, lo mejor es emplear seda natural, también puede valer una lana fina, aunque no es tan recomendable.

Una raja no tiene importancia si se recurre pronto a un buen reparador de instrumentos, y si esta se produce en la tapa y cerca del puente, es aconsejable aflojar enseguida las cuerdas.

Es conveniente mantener las guitarras afinadas siempre al mismo tono, y en caso de desear cambiar las cuerdas, no quitar las viejas de una vez, sino cambiar una, afinarla con las demás, y así proceder de una en una con las restantes, esto tiene por objeto que el puente y la tapa no pierdan ni por un momento la tensión a que están acostumbrados, lo que produciría una disminución en el sonido que tardaría algún tiempo en recuperar.

En las encordaduras de nylon, las cuartas, quintas y sextas, entorchadas, pueden perder gran parte de su sonoridad a causa del sudor de las manos, lo que desmerece mucho el sonido de una buena guitarra, cuando esto ocurre, se les puede devolver su primitiva sonoridad aflojándolas completamente y volviendo de nuevo a tensarlas y si eso no es suficiente, se las puede lavar con jabón, cuidando de no frotarlas para que no se afloje el entorchado, y no volviéndolas a colocar en la guitarra hasta que estén bien secas.

Cuando por efecto del calor sobresalgan los trastes por el borde del diapasón, con peligro que se levante alguno al poderse enganchar, es necesario limar estas partes salientes, siempre en la misma dirección en que están clavadas, lo que se puede hacer fácilmente con una lima fina, siendo aconsejable que esta operación la realice un entendido.

En caso que el barniz se deteriore, es siempre preferible barnizar encima del barniz viejo; solamente en casos extremos se puede raspar o acuchillar para barnizar de nuevo, y en este caso por manos de gran experiencia en instrumentos.

Para limpiar manchas sobre el barniz, basta frotarlas con un trapo ligeramente húmedo en agua.

Cuando las cuerdas cecean al pulsarlas al aire, es debido a que las ranuras del hueso de la cabeza se han ahongado por desgaste, esto se corrige fácilmente colocando debajo de esta cejilla una tira de cartulina delgada o papel algo grueso, que generalmente basta para compensar la pérdida de altura sobre el primer traste.

En los viajes por avión, si el instrumento ha de ir en la cabina de equipaje, es necesario aflojar completamente las cuerdas.

Espero que todos estos consejos os sean de gran utilidad, y os recomiendo que ante la duda, os pongáis en manos de un profesional de la construcción de instrumentos, que os asesorara y le dará la mejor solución a vuestro problema con el instrumento.


Por José Romero Garrido
Guitarrero Artesano

Colaborador de la Fundación Guitarra Flamenca


ELABORACIÓN DE LA TAPA ARMONICA

Hola de nuevo amigos de la Fundación Guitarra Flamenca, en el último artículo, hablamos de los tipos de maderas que se usan para la fabricación de la Tapa Armónica, pues ahora en este articulo vamos a adentrarnos un poco más en su elaboración, que no es poca.

Cada constructor tiene sus propias medidas, por lo que pueden variar, yo parto de dos tableros de 20x55 y 5.5 mm de espesor, al que se le cepillan los cantos para su pegado, como podéis comprobar en esta fotografía.





Se pegan por el sistema de cuña o gatos u otro sistema que los lleve al mismo fin, como podéis observar.





Posteriormente hay que regruesarlas para acercarnos a su medida final, con cepillo, lijadora, regruesadora, etc., más adelante la recortaremos en su silueta y usaremos una plantilla, esta será de la forma y medidas que cada uno quiera y según para la guitarra que este concebida.

¿Y cuál es el espesor de la tapa?
Buena pregunta, pero difícil de responder, porque dependiendo del tipo de tapa en la que estemos trabajando, su densidad, apariencia, homogeneidad de sus vetas, etc..., así actuaremos.
Particularmente no tengo medidas establecidas para este caso, nada más que mi propia experiencia, por lo que os puedo dar una aproximación que siempre y bajo mi criterio, estaría entre 2.5 mm y 4 mm, como muestra la fotografía.




La Tapa Armónica actúa como una membrana, por lo que el espesor en sus bordes será menor que en el centro, de esta manera ayudamos a la vibración de la misma.

Muchas gracias amigos y espero os haya gustado.
Por Rafael Berciano Güelfo. Constructor Artesano de Guitarras. www.guitarrasberciano.com Colaborador de la Fundación Guitarra Flamenca. www.fundacionguitarraflamenca.com

Por
Constructor Artesano de Guitarras
Colaborador de la Fundación Guitarra Flamenca



MANUEL CÁCERES PIZARRO

UN GUITARRERO DE LA VIEJA ESCUELA DE MADRID

Cruce el lumbral de la puerta de su taller y esos antiguos aromas a madera y barniz volvieron a cautivarme, como dándome la bienvenida y haciéndome sentir participe de un lugar sagrado, donde nacen las Sonantas de las manos del antiguo artesano, que las mima y las acaricia sin prisa peinando sus betas. Verdaderamente me encontraba en un lugar sagrado para los amantes de la artesanía y posiblemente en una de la Guitarrerías más antiguas de Madrid, para mí y para todos los amantes de la Sonanta un Museo donde disfrutar al máximo de todas sus joyas.

Queriendo abarcar cada detalle con mis ojos y emborrachándome de tanta belleza a mí alrededor, me era imposible abarcar toda esta artesanía que se encontraba ante mí. Colgadas de sus techos preciosas tapas de madera que esperaban hacia unos años su momento para hablar, pequeñas piezas de madera en sus rincones para ser moldeadas cuidadosamente, en sus estanterías antiguas maderas de ébano secando e impregnado un suave aroma al taller, fotografías de grandes Maestros del Toque que habían visitado y visitan este lugar (Juan Maya "Marote", Paco Peña, Carlos Garfaña, Miguel Ángel Lejarza, Claude Miles, etc…), antiguas herramientas que siguen dando el mejor servicio al Maestro Guitarrero, en sus paredes Diplomas otorgados por su trabajo y dedicación artesanal a la construcción de grandes instrumentos y a la derecha un mueble con las mejores reliquias y recuerdos de toda una vida en su taller, al final una pequeña puerta con una cortina de colores donde se moldea la madera con antiguas prensas y cortan los patrones artesanalmente.

En el Mostrador una Guitarra duerme boca abajo después de una intensa jornada de trabajo, se siente muy contenta porque es ella la protagonista, ya que el Maestro solo tiene ojos para ella en estos días, es de una preciosa madera de Ciprés y unos acabados de impresión, con solo dos días de vida, el Guitarrero la levanta y me enseña cuidadosamente todos sus detalles y acabados, que por cierto quiero comentar que es una guitarra totalmente artesanal ya que todas sus piezas y digo todas sus piezas las hace artesanalmente. Después de contemplar esta Joya que rezuma el perfume de una guitarra recién nacida, el Maestro Artesano me la ofrece en mis manos para que la escuche hablar. Acomodándome en una pequeña banqueta y con un paño cubriendo sus costados con todo el mimo del mundo, todo el que se le puede dar a una Joya de Madera mis manos empiezan a acariciar sus trastes y me deleito con su sonido nota a nota, después de un rato me vuelve a sorprender de nuevo con su timbre y ya tomando confianza con ella y al rato de tocarla, siento en mi cuerpo el sonido artesano de la Guitarra Flamenca de Madrid, un gran sonido y un timbre muy especial que no se puede describir con palabras, yo diría un sonido más gordo y no chillona. Es curioso porque en cada lugar de nuestra geografía tienen un timbre diferente las Guitarras Flamencas de los diferentes constructores, pero lo que si tienen en común o tienen que tener todas es el "sonido Flamenco" que las caracteriza y me refiero a ese carraspeo que ya hemos hablado en otro artículo y que solo tienen las Sonantas Flamencas.

Así fue como conocí a Manuel Cáceres y su taller en la Calle Jardines de Madrid, una de las calles aledañas a la Puerta de Sol y una de las zonas más castizas del Madrid antiguo, donde se han situado grandes Constructores de la Escuela de Guitarreros de Madrid.

Manuel Cáceres es uno de los Guitarreros más antiguos de la Escuela de Madrid en la actualidad y uno de los escasos representantes de la Guitarrería extremeña, nacido en el año 1947 un 22 de Octubre en Campillos de Llerena, desde pequeño demuestra muchas facultades y afición por la madera, hasta tal punto, que camino a la escuela había una carpintería en la que se paraba a contemplar al Maestro Artesano el señor Nemesio Rubio, que daba forma a la madera construyendo diferentes figuras. A sus trece años de edad se traslada a Madrid junto a su familia, y a los pocos días entra a trabajar en el taller de los Ramírez, en la calle Concepción Jerónima, su primera estancia fue corta, ya que su madre lo saca para trabajar de ayudante de zapatero en el nº5 de la calle Guillermo Pingarrón, después vendrían algunos cambios de oficio más como en una droguería de la avenida de la Albufera, hasta que su familia decide enviarle a Francia con su hermano. Ya a su regreso a Madrid a los ocho meses de su viaje a tierras francesas, empieza a trabajar de botones en el hotel Amberes, después en una fábrica de hacer muebles para maquinas de coser y posteriormente en una carnicería también, pero la verdad es que ninguno de estos oficios le llama la atención, por lo que decide volver nuevamente al nº2 de la calle Concepción Jerónima (el taller de los Ramírez). Allí es colocado en el departamento de restauración, junto a Ramón Peñalver y Pedro Manzanero, y en 1964 pasa al taller de construcción en el nº10 de la calle General Margallo, tras presentar a Don José una guitarra en miniatura. En su nuevo puesto tiene a Paulino Bernabé como Maestro descubridor de los múltiples secretos de la Sonanta. Su periodo de aprendizaje dura cuatro años ya que se tiene que marchar al servicio militar a Melilla. A su regreso continúa trabajando en el taller de D. José Ramírez, aprendiendo todos los secretos de la construcción de la Sonanta de la mano de los maestros que trabajan con él, sus ganas de aprender y su devoción por la madera le llevan a ser en poco tiempo Oficial de primera, hasta que en el año 1978 decide independizarse después de doce años junto a D. José.

Sus pasos le llevan ahora a Casassimarro, un pueblo de Cuenca con gran tradición Guitarrera para gobernar el taller de Vicente Carrillo, fallecido en 1971. Durante todo el mes trabaja y estudia las condiciones propuestas por Gabriela Casas (Viuda de Carrillo). No llegan a un feliz acuerdo y Manuel decide dejar el pueblo y acomodar sus herramientas en el nº21 de la calle Puerto de Barbaran, en el barrio Madrileño de Vallecas, mas tarde instalaría su taller en el nº14 de la Calle Jardines donde se encuentra en la actualidad y os recomiendo visitar.

En Julio de 1982 es invitado junto al japonés Connor, al Concurso Internacional de Guitarra en La Habana (Cuba), para dar unas lecciones practicas sobre construcción y lo mismo hace el mes de Agosto del mismo año, en Paracho de Verduzco (México).
Son muchos los cursos impartidos por Manuel Cáceres, en ciudades Mexicanas como Zamora y Morelia, en las que fue encargado de dictar el II Curso de Construcción de Guitarras (el primero fue impartido por Félix Manzanero) y solicitado por los alumnos a que impartiera los siguientes en el 1983, con ocasión de su conferencia en Ocampo, en la sierra de Angaguro, en la cordillera Neovolcanica, con idéntico cometido y resultados. En el mismo año Manuel Cáceres fue invitado a San Juan de Puerto Rico, como lo sería más tarde en Amberes, y en Mayo de 1994 nuevamente La Habana le ofrece la tribuna por encargo del Gobierno Cubano.
Aunque nunca fue amigo de exposiciones y concursos, en 1985, acudió al Concurso Internacional de Constructores de Guitarras de Castres (Centro muy importante en la manipulación de la madera) recibiendo de manos de su Presidente D. Philippe Eyveaux, seis diplomas correspondientes a otros tantos premios obtenidos.

En la actualidad trabaja en su taller construyendo grandes Guitarras, y su trabajo es muy solicitado por grandes Maestros del Toque, a los que ofrece sus mejores Sonantas, construyendo por encargo dentro y fuera de la Península.

Sin duda alguna una gran trayectoria la del Maestro Artesano Manuel Cáceres, en la actualidad Colaborador de la Fundación Guitarra Flamenca, desde la cual queremos felicitarle por su gran trabajo y dedicación en la construcción de Grandes Joyas de Madera. Desde la Fundación animamos a todos los amantes de la Sonanta y de la Artesanía a visitar su taller en la Calle Jardines nº14 de Madrid.

¡Felicidades Maestro!

Por Ángel Hernández Sevilla
Fundación Guitarra Flamenca



SAMUEL PÉREZ

BUSCANDO LA PERFECCIÓN DEL INSTRUMENTO

Sin duda alguna la perfección del instrumento es algo muy personal de cada constructor, ya que cada uno le da su toque y sus acabados, en definitiva su personalidad y estilo, también se valora mucho por los amantes e interpretes que lo contemplan y que lo van a tocar. En la guitarra lo podemos dividir bajo mi punto de vista en dos ramas la estética y la sonora y en este caso hablaremos de la estética que es la que a primera vista nos entra por el ojo.

Cuando vemos un instrumento lo primero que nos entra por el ojo es la estética, incluso sin haberlo escuchado oímos decir "que belleza" "que cañón" y sin duda alguna, unas lo son y otras no (tan importante es la estética de la madera como la estética sonora)
Cada artesano tiene toda la responsabilidad en que cada instrumento que construye cumpla con estas estéticas de las que estamos hablando, lo que consideramos realmente difícil y por lo que tanto valoramos su trabajo en la Fundación Guitarra Flamenca y les felicitamos a todos ellos. El trabajo de la madera es realmente complicado, jugar con sus betas y perfilar sus acabados les lleva a cada uno de ellos una gran dedicación y amor por el instrumento dando como fruto sus joyas de madera.

Me gustaría presentaros a un joven Constructor llamado Samuel Pérez, que con su constancia, trabajo y esfuerzo consigue vestir a sus guitarras con un estilo muy personal y unos preciosos acabados.
Samuel Pérez nace en Yecla en la provincia de Murcia el 30 de Enero de 1982, donde a muy temprana edad empieza su trabajo en una ebanistería, su amor por la guitarra y pasión por la artesanía no tarda en llevarle a interesarse en el arte de la construcción de Guitarras Artesanas.
En el año 2003 se traslada a Madrid en su búsqueda y motivación por la construcción artesana, aprende el oficio con el Maestro Guitarrero Arturo Sanzano quien le enseña el bonito arte de la construcción y le guía en sus primeros pasos. En el año 2004 pasa a formar parte del taller de una de las más prestigiosas familias de constructores de Madrid, como son Guitarras Ramírez (José Ramírez) alcanzando a los cuatro años la categoría de oficial de primera. A finales del año 2012 llevando a sus espaldas casi una década dedicada a la construcción de guitarras artesanas, decide emprender sus nuevos proyectos participando también en las Exposiciones de la Escuela ECOMUT, Festival Internacional de la Guitarra José Tomas (Villa de Petrer) y posteriormente inaugura su taller el 29 de Mayo del 2014 en Murcia donde actualmente construye su preciadas guitarras artesanas.

El entorno de trabajo del taller de este artesano, cumple con las delicadas condiciones de humedad, temperatura y ventilación, capaces de mantener unos materiales tan cuidadosamente seleccionados por su alta calidad y potencial acústico perfectamente acondicionados, ya que muchas de las maderas con las que trabaja cuentan con más de veinte años de antigüedad. En la construcción de los instrumentos de este artesano, todo el proceso es artesanal cuidando al detalle el resultado final de todas sus guitarras.
Los modelos son creados por encargo y en su elaboración el cliente forma una parte muy importante tanto para la elección del tipo de madera como especificaciones en las medidas de la guitarras y ornamentación, de este modo se pretende que el resultado final se ajuste al máximo a las necesidades de cada guitarrista y cliente de este gran artesano.

Con toda esta trayectoria y dedicación por parte de Samuel Pérez hacia la construcción artesanal, desde la Fundación Guitarra Flamenca le queremos felicitar por todo su trabajo y por el que cada día realiza en su taller.

Felicidades Maestro.



Por Ángel Hernández Sevilla
Fundación Guitarra Flamenca



RAFAEL BERCIANO

LA BÚSQUEDA DEL SONIDO FLAMENCO

¿Cómo buscarlo? ¿Con que herramientas afinarlo? ¿En qué madera se esconde? ¿Tiene medidas estándar? o va por libre como la Taranta ¿lo tienen guardado en secreto los duendes del taller?, hay Tantas preguntas que nos podríamos hacer que no acabaríamos nunca.

Lo que sí es cierto es que existe y es uno solo, hay muchos constructores de Guitarras, y como ya sabemos ninguna suena igual aun teniendo las mismas medidas de construcción, pero él sonido flamenco es otra cosa y no permanece en todas aun siendo flamencas. Vamos a explicarlo mejor "unas son más flamencas que otras" quiere decirse que el sonido flamenco lo tienen solamente las que son más flamencas y me refiero a ese "especial carraspeo" flamenco, que llega casi a no gustar a la gente que en verdad no lo ha escuchado nunca o lo escucha por primera vez, también es cierto que "El sonido Flamenco" va en gustos todo hay que decirlo, pero si es Flamenco es Flamenco, no hagamos más larga la cuerda de lo que es y centrémonos en su búsqueda.

Para la construcción de Guitarras hay que tener un don y para darle el sonido flamenco del que hablamos también. Lo que sí es cierto es que esto se comprueba cuando se escuchan las Guitarras, y no solo una, sino cuatro o cinco del mismo constructor, ahí es cuando sabemos el timbre que cada constructor da a sus Guitarras y puede tener el "sonido flamenco" o no. También es cierto que el timbre del instrumento cambia según donde se haya construido. Por eso han existido diferentes Escuelas Clásicas de Guitarrería como son la Andaluza, la Madrileña y la Catalana que se configuran ya en el siglo XVIII, que es cuando se empezaba a forjar la Guitarra Flamenca poco a poco, pues más tarde vendrían muchos más cambios importantes en su construcción, llegando a ser dos formas de construcción diferentes la Guitarra Clásica de la Guitarra Flamenca y que ya abordaremos en otro artículo.

Después de todo esto como ya os he comentado, aunque se construyan en diferentes sitios y tengan un timbre diferente, si son Flamencas tienen que tener ese carraspeo tan especial que las caracteriza y las da ese carácter con tanto duende. La verdad es que cada constructor le da un toque especial a sus Guitarras y un timbre personal, hay muchos estilos de construcción y yo desde este articulo admiro a todos ellos y les doy mi enhorabuena por su trabajo, no pretendiendo juzgar a ninguno de ellos en este articulo.

A los diferentes timbres de sonido de la Guitarra y en especial la Flamenca, se le ha llegado a poner nombre por ejemplo en Madrid quien no ha escuchado "La Guitarra Macho", seguramente alguno de vosotros es la primera vez que lo escucháis, esta un una Guitarra con un timbre y unas respuestas en el toque diferente a una flamenca común, como su nombre indica "Macho" es un sonido como se dice es más gordo, menos aguda y no chillona, al igual que a esta en diferentes provincias se le da nombre a los diferentes sonidos de la Guitarras, siendo los constructores los que satisfacen las necesidades de cada Guitarrista construyendo el instrumento al gusto de cada uno de ellos.

Me gustaría presentaros a un gran Maestro Constructor de Guitarras Flamencas, que en su incansable trabajo a descubierto hace mucho tiempo este "sonido flamenco" del que hemos hablado. Su nombre es Rafael Berciano Güelfo de El Puerto de Santa María (Cádiz) y la forma de construcción de éste Maestro Artesano es bastante peculiar y diferente a los demás constructores y os explico por qué.

Las Guitarras de este Maestro Artesano son totalmente artesanas y digo totalmente porque toda la guitarra está hecha a mano, desde la primera madera a la última y a esto le podíamos añadir que son personalizadas, lo que quiere decir que no hay una igual a otra y ahora viene lo que os comentaba antes, si tocas cada una de ellas aun partiendo de la base que ninguna Guitarra suena igual a otra, las de este Maestro Artesano mantienen todas ese "sonido flamenco" del que hemos hablado y realmente eso es lo difícil en la construcción de la Guitarras y la búsqueda del "sonido flamenco" del que venimos hablando. Yo personalmente he escuchado muchas guitarras de diferentes constructores y os podría decir que el don de buscar "el sonido flamenco" en la madera lo tienen muy pocas personas y con esto no quiero decir que las demás Guitarras de diferentes constructores suenen mal, simplemente estoy haciendo referencia a algo que mucha gente no da importancia a la hora de comprar una Guitarra, la compra, le gusta, suena bien y ya está ( personalmente creo que hay mucho mas detrás de una Guitarra que su estética).

Estoy haciendo referencia a lo que detrás de la simple construcción de la Guitarra para muchos, hay mucho más y mantener una línea de sonido en la construcción de la Guitarras en especial la Flamenca, que es de la que estamos hablando es lo realmente difícil, por lo que quiero felicitar al Constructor Artesano Rafael Berciano, especialmente por su gran dedicación a la construcción de Guitarras Flamencas y por sus grandes Joyas de madera.



Por Ángel Hernández Sevilla
Fundación Guitarra Flamenca



MADERAS TROPICALES, ÉTICA Y RESPONSABILIDAD

Todos en algún momento hemos escuchado la historia de la ardilla que podía cruzar España entera de rama en rama sin pisar el suelo, yo no voy a ser quien diga si esa fabula fue o no cierta, de echo existen fabulas muy parecidas en otros países utilizando diferentes tipos de animales, lo cierto es que el significado en todos es el mismo, la utilización de la madera en diferentes áreas a lo largo de la historia ha superado con creces el lento ritmo del planeta en regenerar sus bosques.

Por nuestra parte los constructores de instrumentos no escapamos de este dilema, por muy respetuoso que seamos con el medio ambiente, el uso de maderas tropicales y la tala descontrolada hace que cada vez sea mas difícil encontrar madera de alta calidad para la construcción de instrumentos musicales. El oficio de la artesanía y en especial la lutheria se caracteriza por el amor y respeto a este noble material como es la madera, por eso quiero usar este articulo a modo de examen de conciencia y reflexión sobre algunos de los problemas ecológicos que nos afectan a todos.

Es difícil a veces ser objetivo en este tema cuando de lo que se esta hablando es del fruto que te da de comer como es la madera a un constructor de guitarras, pero voy a intentar abarcar varios de los problemas de la deforestación de los bosques tropicales para dejar al lector que reflexione y llegue a sus propias conclusiones, el sentido de este articulo no es el de sembrar un debate sino reflexionar sobre algo que nos afecta tanto a todos como es el ecosistema mundial, y en especial los bosques tropicales que sirven de pulmón a nuestro planeta.

Una de las principales causas de la deforestación mundial es el cambio en el uso del suelo para convertir grandes superficies de bosques tropicales en campos de cultivo. Esta práctica ha sido fomentada por todos los gobiernos, que sólo han visto los bosques y las selvas como terrenos ociosos, sin poder entender sus múltiples beneficios ni su carácter vital. Una serie de incentivos perversos brindados por el gobierno ha propiciado que la gente corte sus bosques a cambio de recursos económicos. Así como la creciente demanda de aceite de palma para Biocombustible hacen que muchos países prefieran talar estos bosques y rentabilizar el suelo que tener extensas selvas tropicales que a priori no aportan beneficios económicos. Al mismo tiempo y en un círculo vicioso, la desaparición de bosques Tropicales reduce la absorción de dióxido de carbono emitida a la atmósfera por la actividad humana, lo cual impide mitigar el cambio climático. El fenómeno empeora por la falta de leyes de protección de áreas ecológicamente sensibles o por su falta de aplicación en aquellos países donde han sido aprobadas. Hoy día ya no se puede negar la existencia de un cambio climático o el calentamiento global.

Monocultivo. En los viajes que he podido hacer a Latinoamérica me he sorprendido al conocer lugares donde hace pocos años se elevaban grandes extensiones de bosques milenarios con una importante biodiversidad de especies que enriquecían la tierra y ahora cubiertas solamente de un manto de Eucaliptos plantados meramente para mas tarde producir celulosa, un cultivo que desertiza la tierra y no deja crecer nada mas. La minería y otras actividades extractivas también afectan en gran media en la deforestación de bosques tropicales, la no aplicación de una ley forestal asi como una ley minera que proteja esas zonas hacen que los bosques del planeta hayan sufrido en pocos años una degradación a niveles que asustan.

La explotación ganadera es otra de las causa de la deforestación de estos bosques, la transformación de los bosques en terrenos de pasto para animales y el cultivo de cereales para piensos constituye la principal causa de la deforestación en la Amazonia.

La explotación maderera también es una de las importantes causas de la deforestación del planeta aunque solo el 30% de la madera cortada es comercializada después del proceso de transformación, pero no por ello se debe pasar por alto la responsabilidad de las empresas en estas practicas, obviamente la producción de instrumentos musicales a lo largo de los años y la exigencia en la calidad de la madera tiene su repercusión ambiental, por eso es responsabilidad de todos exigir unas leyes a nivel global que garanticen un uso responsable y respetuoso para poder disfrutar durante muchos años de este precioso material que es la madera.

En los años que llevo trabajando en este oficio he podido notar un enorme cambio en lo que a calidades se refiere, y siento una gran frustración al notar el gran desinterés por parte de las autoridades políticas en cuidar el ecosistema natural del planeta. La vida en la tierra depende de la naturaleza, podremos cambiar nuestra relación con ella pero jamás podremos cambiar la dependencia a ella, el ser humano hace uso de lo que la naturaleza le ofrece y le debemos todo, incluso la vida.

Por
Constructor Artesano
Colaborador de la Fundación Guitarra Flamenca



LA TAPA ARMONICA

La tapa armónica es sin lugar a dudas, la parte fundamental en la generación del sonido, en primer lugar, al elegir una tapa debemos plantearnos qué buscamos en la misma y qué características deseamos encontrar.
En maderas para tapas buscamos las siguientes propiedades: veta recta vertical, mostrando un aspecto de seda o veta cruzada, veta fina, uniforme,buena apariencia,homogeneidad entre ellas, color,rigidez,dureza y buena respuesta sonora.
Existen tres tipos de maderas para tapas que son las mas usadas en la fabricación de una guitarra, sin entrar mucho en polémica y a gusto personal siempre ,por orden de prioridad

A) Pino abeto centroeuropeo o Aleman (German Spruce)
Ha sido hasta finales de los años 60 la tapa tradicional,de color marfil brillante, igualdad entre vetas y una densidad entre 400-500 kg/m3.
Esta madera siendo una de las mejores y mas resistentes al envejecimiento o fatiga, resulta que la evolución de la respuesta sonora no es inmediata,sino que al paso del tiempo esta va ganando, mejorando su timbre y acústica, en los primeros seis meses gana con rapidez y en el resto se su vida util sigue ganando pero mas despacio.

B) Pino abeto de Canadá o Americano (Engelmann Spruce)
Esta madera por su similitud estetica con la anterior es difícil de distinguir a simple vista, empezó a usarse por la escasez de Pino Alemán.
El engelmann ha ido sustituyendo a este puesto que reúne casi todas las características del mejor abeto alemán, homogéneas en coloración, espacio entre las vetas, aspecto cedoso, resultando un poco más blandas que su competidor centroeuropeo. Su densidad oscila entre 340-450kg/m3.

C) Cedro de Canadá (Western Red Cedar)
Es más blando y no tan elástico y fuerte como el abeto, pero es por el contrario mucho más estable en contenido de humedad que el abeto.Su color va del marrón ligero al marrón rojizo o al chocolate. Su tonalidad es más clara y su tono es más vivo, más caliente o dulce.
La respuesta sonora es inmediata,mayor riqueza timbrica, tiene ganancia, pero mas lenta que la del abeto y su vida útil es mas corta se fatiga antes, su densidad es de 320-430kg/m3.
Bueno por ultimo y para despedirme de ustedes hasta el proximo articulo en el que seguiremos con este hilo,quisiera mojarme un poco, en mi gusto por una de las tres tapas de las que hemos comentado, pero no os seré de mucha ayuda porque a mi me encantan las tres.

Por
Constructor Artesano
Colaborador de la Fundación Guitarra Flamenca



LA MADERA NOBLE Y BELLA

Hola amigos,en principio dar las gracias a la Fundación Guitarra Flamenca por la labor que viene realizando, en especial a Angel Hernández por su trabajo y dedicación.

Voy a hablar un poco de las maderas,que se usan para la construcción de una guitarra:

La madera es parte muy importante en una guitarra,puesto que el 95% de ella lo es, y digo importante y no imprescindible porque hay otros materiales sintéticos con los que se estan construyendo instrumentos.....pero de eso ya hablaremos en otra ocasión.
Para mi la madera es uno de los materiales más nobles y bellos que hay en la naturaleza.
Nos encontramos tal variedad y especies diferentes,que nos llevaríamos días hablando de ellas y de sus características por ello vamos a centrarnos en algunas especies que por su propiedades son las más idóneas para la construcción de una guitarra.

Empezaremos con la tapa,esta puede ser de Pinoabeto Aleman,Pinoabeto Engelman o Canadiense y Cedro Canadiense, entre otras menos usadas,estos árboles por la situación geográfica en la que se encuentran tienen unas propiedades especiales.
La tapa armónica de una guitarra tiene que ser de una madera en la que la beta es muy fina y muy compacta con una densidad sobre los 400kg/m3 estas condiciones se dan porque en los sitios que crecen estos árboles las temperaturas son muy bajas y estables durante todo el año, entonces el árbol crece muy lento, de ahi que los anillos esten muy apretados ,uniformes y alineados,fundamental para la transmisión de la vibración y la respuesta sonora.

El crecimiento lento compacta mas la madera que el crecimiento temprano. Esto trae como consecuencia un aumento en el peso de la madera esta es una de las razones por las cuales un mismo tablón suena distinto dependiendo de donde se haga el corte.
El ciclo de crecimiento está determinado por las estaciones anuales. Cada una deja su huella en el crecimiento en forma de anillos, completando el ciclo cada cuatro estaciones, o cada dos si hablamos de maderas tropicales. Agentes externos como humedad, nutrientes, clima, atmósfera, latitud y ubicación en la superficie, determinan la formación de las anillos.

Las calidades de una tapa, va en función de la parte del tronco de donde se corte, y de la situación del árbol dentro de la arboleda, si este ha estado en los exteriores de la misma, mas expuesto a la climatología adversa,será de peor calidad que los que estan en el centro de la misma.
Estos y muchos factores mas determinan la calidad y prestación de una madera para la construcción de un instrumento, en este caso de una tapa de guitarra,de la que seguiremos hablando y de muchas cosas mas en proximos articulos.

Un Saludo a todos, os espero en la Fundación Guitarra Flamenca.

Por
Constructor Artesano
Colaborador de la Fundación Guitarra Flamenca